lunes, 23 de julio de 2012

Avena

La avena no sólo nos brinda hidratos de carbono complejos que se absorben lentamente y nos proveen energía a largo plazo, sino que además, tiene fuentes de proteínas de origen vegetal y micronutrientes importantes en la dieta de cualquier culturista. Cualquier persona que desee desarrollar masa muscular, puede incorporar la avena a su dieta habitual.

PROPIEDADES DE LA AVENA

Proteinas: Cuanto más elevado es el numero de aminoácidos esenciales presentes en un alimento, mayor es su valor biológico, y la avena contiene seis de los ocho aminoácidos imprescindibles para la síntesis de proteína. Incluye, además, cantidades elevadas de metionina (aminoácido esencial para el metabolismo), por eso al combinarse con las legumbres (deficitarias en metionina) o con leche se obtienen proteinas completas de valor equiparables a las de la carne, el pescado o los huevos. Por cada 100 g aporta 12 g de proteinas. La avena es superior a otros cereales como fuente de proteínas.

Grasas: Es el cereal con más grasa vegetal y sobre el 80% del total son insaturadas. Predomina el ácido esencial linoleico (omega-6). Otro de sus elementos es el fitosterol, un compuesto que contribuye a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Las grasas insaturadas son conocidas como “buenas” y de efectos benéficos para la salud. Por cada 100 g aporta 7,1 gr de grasa

Hidratos de Carbono: Contiene hidratos de carbono de digestion lenta/absorción con un IG aprox de 40, que proporcionan energía después de haberlos absorbidos.
Con su consumo se confina el cansancio que producen algunos cereales refinados y el azúcar. El mayoritario es el almidón, pero también tiene pequeñas cantidades de fructosa (el azúcar característico de las frutas y de la miel) y fibra. Por cada 100 gr aporta 60 gr de hidratos de carbono y 6 gr de Fibra. Estos proporcionan energía durante mucho tiempo después de haber sido absorbidos por el aparato digestivo, evitando la sensación de fatiga y desmayo que experimenta cuando el cuerpo reclama glucosa de nuevo (hipoglucemia).

Vitaminas, minerales y oligoelementos: Contiene vitamina B1,vitamina B2,vitamina E, PP,vitamina D, niacina (una vitamina B esencial para la salud cerebral y cardiovascular), caroteno, azufre, calcio, Fosforo, potasio, sodio, hierro, magnesio y cobre. Por su riqueza en fósforo es recomendable en la actividad cerebral y por el azufre en el bienestar de la piel. Por cada 100 g aporta 79,6 mg de calcio y 5,8 mg de hierro

Fibra: Además de estos componentes esenciales, la avena contiene otros elementos no tan importantes desde el punto de vista nutritivo, pero necesarios para el buen funcionamiento intestinal. Se trata de sustancias insolubles que, ingeridas con la alimentación, no se absorben en el intestino. Sin embargo, estas sustancias resultan de una extraordinaria importancia para la buena digestión. Es lo que normalmente conocemos como fibra. La fibra aumenta el contenido del intestino, con lo cual ayuda a prevenir como a eliminar el estreñimiento.

El consumo recomendado de fibras totales (es decir, solubles e insolubles) es de 20 a 30 gramos por día, lo que comúnmente no es consumida por las personas en general. Pero este objetivo puede ser alcanzado con una alimentación que dé preferencia a los cereales integrales como avena, frutas, verduras, legumbres, leguminosas.

Betaglucanos: Son componentes que absorben grasa, colesterol y ácidos biliares, por lo que ayudan a desecharlos y a evitar que sean absorbidos durante la digestión.

Una gran fuente de energía: Otra de las características reconocidas de la avena es su valor como fuente de energía y vitalidad. Eso hace que sea el alimento ideal para quienes desean aumentar su capacidad energética: los estudiantes, Culturistas y deportistas, las personas que se encuentran abatidas, sin fuerzas, con permanente sensación de sueño, sin ilusión o con stress permanente.

El corazon: Baja la tensión, reduce el colesterol, desintoxica la sangre, es antitrombótica, previene los infartos y la arteriosclerosis.

Adelgazante: Gracias a su poder de aumentar la producción de orina, la presencia de fibra, y su equilibrado aporte de nutrientes.

Digestiva: Combate la pirosis, gastritis, ulcera, estreñimiento, diarreas, gases, dolores de estómago, disfunciones hepáticas y biliares.

Nervios: La vitamina B1 es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema nervioso, su carencia conduce al nerviosismo,falta de concentración, agotamiento, jaquecas, esquizofrenias, depresión, neurosis, sólo se cubren las necesidades diarias cuando se introducen la avena o el pan integral en la dieta diaria.

Hipotiroidismo: estimula la glándula tiroides, indicado en las personas en las que esta glándula funciona con deficiencia.



A pesar de todas estas virtudes, la avena no es un alimento aconsejable para quienes sufren intolerancia al gluten (celiaquía), ya que a pesar de que contener bajos índices de esta sustancia, puede resultar perjudicial y generar diarrea, pérdida de apetito y dolor e inflamación abdominales.


(http://www.taringa.net/posts/salud-bienestar/12455967/La-avena-en-el-Culturismo.html)

No hay comentarios: